¿Tienes alguna pregunta? Cuéntanos ¿Tienes alguna pregunta? Cuéntanos

¿Tienes alguna pregunta? Cuéntanos

¿Tienes alguna pregunta? Cuéntanos ¿Tienes alguna pregunta? Cuéntanos

¿Cómo debo limpiar mi colchón?

Para garantizar que tu colchón perdure en el tiempo, es esencial que lo cuides debidamente, y su limpieza es una parte fundamental de este proceso. Al igual que pasa con los objetos que utilizamos a diario, los colchones también tienden a ensuciarse.
Y como no es posible cambiar de colchón por una simple mancha, hay que buscar la manera de limpiarlo. Todo ello sin dañarlo y de manera eficiente.

En el caso de los modelos con funda, basta con meter la funda a la lavadora, siguiendo las instrucciones de lavado. Evita lavarla a más de 30 grados para evitar que encoja.

Para los demás modelos sin funda, te explicamos cómo puedes limpiar tu colchón:

Limpiar el colchón con cristales de sosa

Los cristales de sosa se venden en todas las tiendas de bricolaje y, a veces, en los supermercados. Para utilizarlos de forma adecuada para limpiar el colchón, asegúrate de tener guantes de protección. Los guantes de fregar van muy bien. Prepara 2 litros de agua caliente (sin que llegue a hervir) y 2 cucharadas de cristales de sosa en un bol. Mezcla bien. A continuación, coge una esponja limpia, mójala en la mezcla y frota las manchas de tu colchón. Aclara con una bayeta humedecida en agua limpia y escúrrela bien para que el colchón no se empape demasiado. Para el secado, retira el exceso de agua con un paño y utiliza un secador de pelo. También se pueden espolvorear polvos de talco sobre la zona húmeda. En este caso, es aconsejable dejar pasar 8 horas para que el secado sea completo. Los polvos de talco también absorberán cualquier olor desagradable generado por la humedad. También puedes aprovechar este tiempo para ventilar la habitación. Los cristales de sosa actúan como un detergente natural.

Limpiar el colchón con una limpiadora de vapor

Aunque el truco de los cristales de sosa es especialmente barato y eficaz, existen otras alternativas. Si tienes una limpiadora de vapor, puede resultarte de gran ayuda para limpiar tu colchón. El vapor disolverá las manchas de forma natural, siempre que no sean demasiado profundas. Una buena solución es aspirar toda la superficie del colchón para eliminar el polvo y, a continuación, limpiar las manchas más resistentes con cristales de sosa antes de pasar la limpiadora de vapor de forma uniforme.

¿No tienes un limpiadora de vapor? No te preocupes. Puedes alquilar una fácilmente. Sólo tienes que reservarla cuando la necesites y devolverla después. Limpiar un colchón con vapor con la ayuda de aparatos tan eficaces y prácticos es algo muy sencillo.

Limpiar el colchón con vinagre

El vinagre blanco es el ingrediente mágico. Es polivalente, barato y natural, por lo que debería tener un lugar privilegiado en tu armario. Como prueba, puedes utilizarlo incluso para limpiar tu colchón. Para ello, mezcla 500 ml de vinagre blanco, 200 ml de agua tibia y 2 cucharadas de detergente. Pasa una esponja por toda la superficie del colchón, concentrándote en las manchas pero sin frotar demasiado. Para el aclarado, utiliza la misma técnica que para los cristales de amoníaco y sosa: nada mejor que un trapo o una bayeta húmeda. A continuación, déjalo secar y admira el resultado. Para acelerar el proceso, también puedes utilizar un secador de pelo. El vinagre blanco también actúa como desinfectante. El vinagre blanco es perfecto para las manchas persistentes y sólo requiere una esponja húmeda o un paño suave y agua fría. Además, resulta de gran utilidad en muchos ámbitos. ¡Un gran aliado que además no perjudica el medio ambiente de ninguna manera! Ten en cuenta que el vinagre blanco también puede utilizarse para eliminar una mancha de vino.

A cada mancha, su solución

Para ir un paso más allá, debes saber que algunas manchas requieren un tratamiento especial. Por ejemplo, si eres una persona que desayuna en la cama, una mancha de café puede eliminarse con una mezcla a partes iguales de vinagre blanco y alcohol de 90 grados. El chocolate se puede limpiar con agua con jabón y vinagre blanco. Las manchas de tinta se pueden eliminar con zumo de limón.

¿Fue útil este artículo?

Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0